domingo, 31 de diciembre de 2006

BLANCA VARELA


ESA FRÍA LUZ DE LA MEMORIA 


Es fría la luz de la memoria 
lo apenas entrevisto brilla 
con insistencia 
gira buscando el casco de botella 
o el charco de lluvia 

tras cualquier puerta que se abre 
está la luna 
tan grande y plana 
tan fuera de lugar 
como si de un cuadro se tratara 
óleo sobre papel 
endurecido por el tiempo 

así cayeron en la mente 
formas y colores 
casualidades 
azar que anuda sombras 
vuelcos en la negra marmita 
donde a borbotones 
se cuecen gozo y espanto 

crece el yeso de un cielo 
mil veces lastimado 
mil veces blanqueado 
se borra el mundo y se vuelve 
a escribir 
hasta el último aliento 

sólo esto 
eternidad aparente 
mísera astilla de luz en 
la entraña 
del animal 
que apenas estuvo



1 comentario:

Anónimo dijo...

Publicado Por Invitado Viernes, 09 De Septiembre De 2005 | 21:10

Estamos vivos, ¿quién lo duda?
La piedra, el pájaro, el árbol, y yo,
que miro y tengo sed
Blanca Varela


(lo he puesto de memoria, así que no sé si será del todo exacto...)
Lo curioso es que encontré este blog buscando precisamente ese poema de Blanca Varela.
Un saludo

Agustín

-----


Publicado Por Bohemk 01 De Octubre De 2005 | 2:55

Esos versos... me recuerdan tanto a Alejandra Pizarnik. Creo que también aplaudiría en cada poema a Blanca, apenas leí de ella, pero si andabas en su busca y me encontraste, eso significa algo, entonces me uniré a ti

gracias, agustín, por dejarme tus huellas