viernes, 30 de enero de 2015

Descomposición






Lo que moría se ha ido muriendo demasiado despacio, demasiado silencioso, demasiado indecible. Lo no dicho se ha ido muriendo tan despacio, lo he ido sintiendo tantas veces -cada vez que la rotación frenética paraba en seco-, tan despacio, años y años dándome cuenta de un horror que ya no puedo ni quiero afrontar.






No hay comentarios: