domingo, 25 de octubre de 2015

Hacia el mar





Me desnudaré frente a la ola más pequeña. Me desnudaré más todavía. Porque todo sobra, todo pica, todo incomoda cuando te sientes extraña en tu piel. Y no habrá canción ni poema, ni caballitos de mar ni peces compasivos. Una fuerza débil aunque tenaz para que el agua me anegue hasta el dolor más recóndito e innombrable.










No hay comentarios: