domingo, 31 de diciembre de 2006

Miriam Reyes


AMO a este hombre misógino. 
Deseo su sexo descarado que pasea de aquí para allá 
que entra dónde cómo y cuando él lo desea 
vomita su odio en mí y se va. 
Yo, maravillosa artesana, 
hago de su asco mi mejor creación: 
una réplica suya mejorada. 
Del vómito incubado en el más repugnante de lo seres 
nacerá la criatura que lo iguale en fuerza 
y sea capaz de destruirlo por envidia 
como yo no pude hacerlo por amor.



1 comentario:

Anónimo dijo...

Publicado Por Invitado Mi?Rcoles, 02 De Agosto De 2006 | 18:06

formos?ssimo. Umha pena que nom escreva em galego.