domingo, 25 de octubre de 2015

Hacia el mar





Me desnudaré frente a la ola más pequeña. Me desnudaré más todavía. Porque todo sobra, todo pica, todo incomoda cuando te sientes extraña en tu piel. Y no habrá canción ni poema, ni caballitos de mar ni peces compasivos. Una fuerza débil aunque tenaz para que el agua me anegue hasta el dolor más recóndito e innombrable.










Sospiri


Talar el árbol. 


Caer la vida.

 









viernes, 23 de octubre de 2015

sin remedio,la sed




Nada colma.  Acorta la vida y alarga el infinito. Se vacía de flores, se llena de herrumbre. De caos estéril, de duendes de la angustia. No tiene remedio. Ni trata de ser de salvada. Lo ha elegido con meticuloso esmero. 



Hace tiempo que se hizo adicta a la sed.   







Primitivos



Le reprocha Safo, la poeta "de trenzas de violeta, pura Safo de dulce sonrisa" a un Alceo enmudecido, sonrojado frente a ella:

"Si tus intenciones fueran nobles, no tendrías vergüenza en decir la verdad."




viernes, 16 de octubre de 2015

Epidermis tardor

                                                                                                                                                          Querer mudar. Imposibilidad.  Áspera, agrietada, envejecida, enferma. Tristes capilares fatigados de otoños perennes.                                                                                                                                            


No reflecta la luz en la corteza de otoño enquistada en la piel.





martes, 6 de octubre de 2015

Juan Ramón Jiménez a Marga


IV 

AURORA 

Estará auroreando, primero, sobre ti
el campo seco. Guadarrama rosa;
aún soñará tu tierra gris en esa lucha dulce
del sol que viene y la huidera sombra;
el gorrión accidental, la fija esquila
gotearán su son, su pío de la hora.

¡Qué plenitud, tú en lo definitivo,
fundida a lo que nunca cambiará ya la historia;
estensión de tu yedra, tu nueva vida solitaria
por lo real profundo sin pasadiza forma;
semilla verdadera de lo fijo, escultura, conciencia
enquistada en la tierra que no de desmorona!

(Un momento, en su riel, el alto tren del alba
conducirá sus deslumbrados presos de una pena a otra.)

..¡Tú dentro ya, tú fuera, tú ya libre,
el vivo muere, el muerto es inmortal,
sustancia voluntaria para más alta obra!
Agosto de 1932


Marga





... Y es que ...
Ya no quiero vivir sin ti ...
... tú, como sí puedes vivir sin mí
... debes vivir sin mí ...
... Sobro ... mi amor, con ser inmenso, al ser yo la razón única,
no debe ser, no tiene justificación ante yo ... única justificación que siento necesaria ... es decir, creo que hace falta vivir de acuerdo con uno mismo ...

       ... Si tú no pudieras vivir sin mí, no sobraría, pero como sobro, lo mejor es irme ...
      ... Y como sin ti ... es que ni quiero, ni me importa nada ...
      ... lo mejor es morirme ...
                            ... y para morirse cuando aún se es joven ... pues ...
      hay que matarse ...
                          ... y para matarse ...
¡ay! ... yo quiero antes, necesito, estar contigo un poco ... sintiéndome feliz.




(Extracto del diario de Marga Gil Roësset dirigido a Juan Ramón Jiménez. Edición del poeta.)