sábado, 19 de diciembre de 2015

Chantal




Asombro de ojos frente al reflejo en el estanque. Nos hemos mirado, una a la otra, conocidas quizás en una vida remota. Qué hermosa eres y yo qué tímida. Entonces sincronía de sonrisas, comedidas pero abiertas. Te he reconocido y sabes que has sido reconocida. Y se ha dulcificado tu gesto con mi rubor. Todo el mensaje estaba condensado, como el mejor de los poemas: "Hola"...
Qué hermosa eres, Chantal.



sábado, 21 de noviembre de 2015

Desnéixer







Nacer. Y luego desnacer. Lentamente, un grito consumiéndose. 

El fuego haciéndose hueco. Desnacer
El frío.






viernes, 13 de noviembre de 2015

La sedienta



Quizás todavía sea joven para comprender 

que su desdicha es estar enamorada

de la sed.






miércoles, 11 de noviembre de 2015

Las olas




Te he visto en el clarividente delirio de mi insomnio. Te llamas Violeta y, más que por tu personalísima belleza, te recordarán por tu inmensa bondad y la exquisita inteligencia de tus versos. Serás la música misma. La pureza del resultado de este ensayo-error. 
 La vida.  





domingo, 25 de octubre de 2015

Hacia el mar





Me desnudaré frente a la ola más pequeña. Me desnudaré más todavía. Porque todo sobra, todo pica, todo incomoda cuando te sientes extraña en tu piel. Y no habrá canción ni poema, ni caballitos de mar ni peces compasivos. Una fuerza débil aunque tenaz para que el agua me anegue hasta el dolor más recóndito e innombrable.










Sospiri


Talar el árbol. 


Caer la vida.

 









viernes, 23 de octubre de 2015

sin remedio,la sed




Nada colma.  Acorta la vida y alarga el infinito. Se vacía de flores, se llena de herrumbre. De caos estéril, de duendes de la angustia. No tiene remedio. Ni trata de ser de salvada. Lo ha elegido con meticuloso esmero. 



Hace tiempo que se hizo adicta a la sed.   







Primitivos



Le reprocha Safo, la poeta "de trenzas de violeta, pura Safo de dulce sonrisa" a un Alceo enmudecido, sonrojado frente a ella:

"Si tus intenciones fueran nobles, no tendrías vergüenza en decir la verdad."




viernes, 16 de octubre de 2015

Epidermis tardor

                                                                                                                                                          Querer mudar. Imposibilidad.  Áspera, agrietada, envejecida, enferma. Tristes capilares fatigados de otoños perennes.                                                                                                                                            


No reflecta la luz en la corteza de otoño enquistada en la piel.





martes, 6 de octubre de 2015

Juan Ramón Jiménez a Marga


IV 

AURORA 

Estará auroreando, primero, sobre ti
el campo seco. Guadarrama rosa;
aún soñará tu tierra gris en esa lucha dulce
del sol que viene y la huidera sombra;
el gorrión accidental, la fija esquila
gotearán su son, su pío de la hora.

¡Qué plenitud, tú en lo definitivo,
fundida a lo que nunca cambiará ya la historia;
estensión de tu yedra, tu nueva vida solitaria
por lo real profundo sin pasadiza forma;
semilla verdadera de lo fijo, escultura, conciencia
enquistada en la tierra que no de desmorona!

(Un momento, en su riel, el alto tren del alba
conducirá sus deslumbrados presos de una pena a otra.)

..¡Tú dentro ya, tú fuera, tú ya libre,
el vivo muere, el muerto es inmortal,
sustancia voluntaria para más alta obra!
Agosto de 1932


Marga





... Y es que ...
Ya no quiero vivir sin ti ...
... tú, como sí puedes vivir sin mí
... debes vivir sin mí ...
... Sobro ... mi amor, con ser inmenso, al ser yo la razón única,
no debe ser, no tiene justificación ante yo ... única justificación que siento necesaria ... es decir, creo que hace falta vivir de acuerdo con uno mismo ...

       ... Si tú no pudieras vivir sin mí, no sobraría, pero como sobro, lo mejor es irme ...
      ... Y como sin ti ... es que ni quiero, ni me importa nada ...
      ... lo mejor es morirme ...
                            ... y para morirse cuando aún se es joven ... pues ...
      hay que matarse ...
                          ... y para matarse ...
¡ay! ... yo quiero antes, necesito, estar contigo un poco ... sintiéndome feliz.




(Extracto del diario de Marga Gil Roësset dirigido a Juan Ramón Jiménez. Edición del poeta.)






jueves, 24 de septiembre de 2015

MARIA-MERCÈ MARÇAL (V)



Morir: potser només

perdre forma i contorns
desferse, ser
xuclada endins
de l´úter viu,
matriu de déu
mare: desnéixer.



De Raó de cos (1998)



Morir: solamente quizás

perder forma y contornos
deshacerse, ser
absorbida dentro
del útero vivo,
matriz de dios
madre: desnacer. 



De Razón de cuerpo (Trad. de Cecilia Rubio Gil)






domingo, 20 de septiembre de 2015

cuando la musica cese


quizás aun resuene el eco en el cuarto más oscuro. [...]   
No puede haber palabras. Incendiaré mi bosque de cerezos. En  medio de las llamas me tumbaré a esperar a quien no podrá llegar nunca. o dejaré que sea el humo quien llene tanto vacío.            



  no te vayas, música.





viernes, 28 de agosto de 2015

Las hiedras azules


Desenrolla sus raíces en mi pecho, cuenco de humedad donde nacen las larvas de una angustia insoportable. Nada me calma, porque ha enraizado. Preparo un bolso, solo lo indispensable, guantes y bufanda y poco más abrigo. Paradójicamente, me siento viva en el frío. Voy a adentrarme en el bosque. Voy a entregarme al sacrificio de las hiedras, la miel de sus arañas. Será hermoso. Un absoluto. Habrá música y una aurora boreal que me cegará de todo lo que nada ni nadie ha podido salvarme.



***

Elábuga, verano inhóspito.


 ***                      



    Sí, Marina, quiero

sábado, 22 de agosto de 2015

69,5 mg

     

      vida alejándose, mundo ajeno
      creo que sufro, pero no siento .
     vivir, morir, ser, existir, significar....
     da lo mismo.
                                      Nada.    





Empieza a surtir efecto la alquimia del letargo.




jueves, 20 de agosto de 2015

El viento



Otoño
precipitándose
sobre las hojas
sobre la savia
sobre las raíces.








domingo, 16 de agosto de 2015

Trozos de nada


Las palabras se han roto.

El poema nunca existió.
Ni el piano ni el pincel.
Tampoco el tutú celeste
de pequeña alegre bailarina.
Nunca existió ni el abrazo ni el latido.
El placer o el anhelo de algo.
Tal vez solamente la verdad
de una larga lágrima ardiendo.
El acero transversal
afirmando la honda herida.
El final dilatándose en el más terrible
parto.

***

Mi niña muerta,
canto azul enmudecido.


La lava soterrada preparada

para el duelo. 

El nido vacío.




jueves, 6 de agosto de 2015

Bajo el árbol

                           



Todo cuanto quería - o todo cuanto me pudo llegar.
Pero no huele a fragancia de flores en eclosión. Es la ceniza, los sedimentos oscuros.
El fin.                    


  Me tumbo a solas a esperar      
 el último golpe al corazón.  




                          

sábado, 25 de julio de 2015

Transterra




Elábuga


verano de 1941




miércoles, 22 de julio de 2015

Preámbulo al otroño


Humedad insoportable tantas noches sin dormir ya sueña en el insomnio    
oye el acero contra la piedra        la lámina afiladísima hundiéndose en la piel       
la carne ardiente  
la primera hoja oscura cayendo sobre su desnudo        


 ahora llueve

domingo, 19 de julio de 2015


Es verdad, nunca supe escribir para complacerte. Ni a ti ni a ellos, tan altos los altares del poema. Mi palabra no fue capaz de liberarse de la esclavitud de mi fisonomía. Renuncio. Sigo el ejemplo de terrible sensatez de Ingeborg:  

                           "(que sea. Que sean los otros) Mi parte, que se pierda."




domingo, 28 de junio de 2015

Acepto



  Me he tendido desnuda sobre la pira que se alza en el  acantilado.
Pon tus manos en el tajo limpio, el dolor que supura olor a sándalo y a cera quemada.
 Empuña el bisturí, no lo esterilices. que haya vida infecta donde yo ya no existo          


                                   

viernes, 26 de junio de 2015

Condesa de Día



 Mi señor partió a sus cruzadas, mas no me siento sola. 
Cada noche se enciende en mi alcoba un candil secreto.
Amigo, hermoso amigo, han pasado ya diez años. 
Acerca tu aliento a la llama si por fin puedes quererme.







sábado, 13 de junio de 2015



Huir del bisturí hendido en la vulnerabilidad desnuda.
Huir de la autopsia en vida.
Huir de aquí.





viernes, 8 de mayo de 2015

he soñado varias veces que mañana moriremos.             no me voy a curar nunca.                      apago la luz. cierro la puerta  

viernes, 17 de abril de 2015

ALEJANDRO SIMÓN PARTAL


SALVÍFICO


Es de nuevo en las molestias
donde coincidimos. He cambiado
veinte veces de posición y el sol sigue
pegándome en el mismo sitio, insistiendo
en la misma quemadura, como insiste
el desierto o la sed en la garganta
por mucho coney island que salga de ella.

Sabíamos que algo pronto tenía que pasar
y por eso las vistas eran lo de menos.
El calor del manoseo puede salvar
una vida o provocar el deseo
de que ésta acabe
cuanto antes. Y la ropa colgada
empieza a tomar partido
en extrañas posturas.

Vivir resbalando es una forma
de evitar la caída.



De Nódulo noir, 2012.





sábado, 21 de febrero de 2015

ADA SALAS (III)


Podría describir lo que
se desmorona.
El proceso.
La pausa.
Una lepra tranquila comiéndose los bordes
de las cosas
la pérdida
de la cartografía del
contorno. De lo irreconocible
entonces
como lo familiar. Podría
por ejemplo decir
                            no tiene consistencia
lo que abrazas

o bien

la no carnalidad
de la ceniza
si muerdes el lugar del corazón.



De Limbo y otros poemas


domingo, 15 de febrero de 2015

JOUMANA HADDAD



Sylvia Plath acariciando un ciervo en Ontario. 


Cenicienta

Saludo la mecha rubia de tus cabellos.
Saludo tu voz desmigajada como pan.
Saludo las semillas esparcidas de tu alma.
Tan pequeña, y luchas con los toros;
Tan frágil, y arrancas la piel de las serpientes;
Tan débil, y chupas la sangre de los monstruos;
Tan delgada, y mueves las lápidas mortuorias:
Eres guerrera descalza y sin armas,
Ningún calzado lleva a ti
Ninguna medianoche
Como un pretexto
Para que huelas tu suerte infortunada.


De Espejo de las fugaces, Ed. Vaso roto, 2007.


sábado, 14 de febrero de 2015

II



A-penas me muevo porque no tengo pasiones.

Mi cuerpo empieza ya a sentir el cansancio

de la vida

no vivida.



viernes, 13 de febrero de 2015

Apenas



No sé describir las ruinas. Es una música insoportable, una acidez corrosiva y continuada, un puño de contención sobre el esternón. No sé hablar de la fibra rota, trato de sostenerme sobre ella en equilibrios absurdos en los que no creo, pero lo hago mientras decido cómo acabar: muerte o salvación.



martes, 10 de febrero de 2015

Aria


Bellísimo corto de marionetas inspirado en Madame Butterfly




jueves, 5 de febrero de 2015

Le but


Escribo para esto:

para ser desleída.






miércoles, 4 de febrero de 2015

ADA SALAS (II)




"Lo que Eva conoció por el árbol
y silenció: que yo no soy sino
un animal herido en el vientre."
M. TSVIETÁIEVA


LO que dice Marina: la propensión
al hueco
la secreción de un vacío
una
como insaciable madriguera.
La soledad.

El muro
en que viene a parar todo lenguaje.



(De Limbo y otros poemas, 2013)






viernes, 30 de enero de 2015

Descomposición






Lo que moría se ha ido muriendo demasiado despacio, demasiado silencioso, demasiado indecible. Lo no dicho se ha ido muriendo tan despacio, lo he ido sintiendo tantas veces -cada vez que la rotación frenética paraba en seco-, tan despacio, años y años dándome cuenta de un horror que ya no puedo ni quiero afrontar.






domingo, 25 de enero de 2015

Abandono en el frío



Caía la nieve sobre la oscuridad de mi flaqueza desnuda. Te humedecías mirando mi tráquea transparente, mi esternón vibrante. Yo, pensando que quizás era algo capaz de desatar el tacto te susurraba, no quería molestar, murmuraba tan enajenada, tan bajito, era un verso extraño, lo sé, pero te hablaba. Miraste. Te humedeciste. 


¿Me ayudaste? No, se habría roto tu línea recta.




Pequeño Vals Vienés



                             

sábado, 24 de enero de 2015

MARÍA POLYDOURI


«Sotiría»

Que se marche ya el día con sus luces.
¿Por qué la noche se demora tanto?
Entre las sombras del pinar
una butaca me espera.

Se apagarán las lámparas en las alcobas
y el sueño acudirá como un desmayo.
Una cama vacía, en este sitio,
no le sorprende a nadie.
Me envolverá la oscuridad,
mientras me enredo entre las sombras
profundas, y creeré ser algo,
otra vez, de este mundo.
En el temor se adentrará la noche
cuando el viento aparezca de repente.
El eucalipto agitará su cabellera
con los secretos de los sueños.
Acecharé el recóndito torneo
del otoño, ese enemigo invicto.
Me acunará, como una alegre canción,
su restallar desesperado.
Y aunque yo no lo aguarde, ha de venir (lo sé)
el gato aquel que va de ronda.
Un gato que ignora lo que es una caricia,
y ni la da ni te la pide.
Tan sólo se sienta a mis pies,
indiferente a la acritud del frío.
Con discreción, evita mi mirada,
y es como si me conociese ya de antiguo.

De Los trinos que se extinguen, Vaso Roto Ediciones, 2013.




«Σωτηρία»
Ας περάσει πια η μέρα με το φώς της.
Η νύχτα γιατί τόσο αργοπορεί;
Στων πεύκων τις σκιές μια πολυθρόνα
με καρτερεί.

Των θαλάμων θα σβήσουνε τα φώτα
κι’ ο ύπνος θάρθη σα λιγοθυμιά.
Ένα αδειανό κρεββάτι, εδώ δίνει
εντύπωση καμμιά.
Θα με διπλώση το σκοτάδι κι’ όπως
μεσ’ στις βαθιές σκιές θα μπερδεφτώ,
πως είμαι θα πιστέψω πάλι κάτι
από τον κόσμο αυτό.
Μέσα στο φόβο θα βαθαίνη η νύχτα
όταν ο άνεμος θάρθη ξαφνικά.
Ο ευκάλυπτος τα μαλλιά του θα τινάξη
και των ονείρων μαζί τα μυστικά.
Το μυστικόν αγώνα θα γροικάω
του φθινοπώρου, ανίκητος εχθρός.
Θα με λικνίζη χαρωπό τραγούδι
ο απελπισμένος θρός.
Κι’ αν δεν την καρτερώ, ξέρω πως θάρθη
η γάτα αυτή που νυχτοπερπατεί,
μια γάτα που δεν ξέρει τι είνε χάδι
και δεν το δίνει και δεν το ζητεί.
Στα πόδια μου κοντά κάθεται μόνο,
αδιάφορη στο κρύο το παγερό,
διακριτικά το βλέμμα μου αποφεύγει
κ’ είνε σα να με ξέρη από καιρό.

Μαρία Πολυδούρη

martes, 20 de enero de 2015

Resurreciones



Me insuflas aire y aire y más aire. Descargas, titán amable, toda tu fuerza sobre mí. Quieres salvarme, vives para salvarme. Te llamas amor y en tu nombre agitas los cielos, las tierras y allí, donde vivo, las aguas más turbias.

Entonces me sonríes, gesto de héroe creyéndose victorioso y esperas encontrar vida, recobrar la vida y me miras a los ojos, a lo más profundo de los ojos y crees verme allí. Y no te das cuenta del engaño, trampantojo. Y no sabías que todo este tiempo estuviste mirando a través del cristal de un acuario
de peces inertes.


(Y que ésta que tratas de salvar, ya está irreversiblemente muerta.)









domingo, 18 de enero de 2015

Se afila frente al viento


De quien se asoma al vacío y no vacila.

Y no siente la raíz, el peso, el apego. 
De quien se cree pájaro suicida



-pájaro maldito, pájaro inadaptado a la vida

 alas rotas, alas sucias, alas son mentira- 


De a quien ya qué más le dará el suelo.








miércoles, 14 de enero de 2015

Ejercicios de carencia




...

desaprender los posesivos.



jueves, 8 de enero de 2015

Diagonal, 579




Aquí no encuentro mi campo poemacional. Solo repito poemas desvirtuados en mi memoria, letanías de versos desasosegantes ya escritos. Calles descritas asperamente. Yo, sin voz, sin presencia, casi invisible, oquedad entera. Sin poesía. No, Barcelona no me deja ser poesía. Fonollosa se la llevó toda.



* * *


Aquí soy lo común: nadie.