domingo, 17 de octubre de 2010

"Tu mano, solamente tu mano"



(Barcelona, 27 de septiembre de 2010)



Ahora
mi mano acaricia la felicidad,
se agarra intensamente a la vida,
degusta la suavidad y la pasión
de su tacto prolongado hasta el sueño.

Mi mano ama y reclama,
explora la alegría,
acuna mi sosiego.



(Por eso el silencio no escrito:
mi mano está ocupada en la dicha,
mi mano no puede escribir. )



6 comentarios:

Anónimo dijo...

Es hermoso, de lo más hermoso que he leido.

J dijo...

Preciosos sentimientos, enhorabuena por tu dicha.

Besos

Follet dijo...

Claro,

Mientras se vive no se escribe...

Me alegra leerte feliz. En la taberna lo celebramos con vino añejo.

:)

Natalia dijo...

Sentir esa mano presionando la tuya... De las cosas más bonitas!

http://elmatonbigjoe.blogspot.com/ dijo...

Ay! a estas alturas me quedaré sin leer esa "guía de viajes del desamor" prometida en la entrada: "Madrid: un nudo en el estómago". Cada día creo más a Bukowski cuando dice, "odio a los poetas que se complican la vida contra el mundo quejoso, y los poetas son malos ..."
Yo agrego que sentiré el punzón de la poeta cuando borre este posteo.

V dijo...

gracias por compartir tu felicidad