sábado, 20 de junio de 2009

La soledad de la niña lechuza


Ella le dijo:
Amor, tengo la cabeza llena de pájaros
y hasta que no muera el último de ellos
yo no puedo quedarme contigo.

Entonces él se encogió de hombros,
se alejó de su árbol de invierno
y salió a buscar a las mujeres
que caminan a cuatro patas,
que van mascando la tierra.





3 comentarios:

Princess Valium dijo...

Se me acaba de encoger el alma..el corazón en un puño.
Besos

Cecilia Sainte-Naïve dijo...

:(

Un beso.

Galatea Plácida dijo...

Me gusta como escribes.

Es un gusto para mí leerte.



¿"Subterránea" es tu poemario?


Saludos desde la faja larga de tierra.