miércoles, 19 de noviembre de 2008

ANNA AJMÁTOVA





Pero les advierto
que vivo por última vez.
Ni con golondrinas ni arce,
ni con bambúes ni estrellas,
ni con el agua del manantial,
ni con tañido de campana
sorprenderé nuevamente a la gente,
ni volveré a visitar sueños ajenos
con gemido intranquilo.

1940

(De Séptimo libro.
Traducción de Belén Ojeda)





5 comentarios:

Anónimo dijo...

Fluías en la oscuridad; era más suave que existir.
Ahora cuando una lágrima demasiado viva podría
herir tu rostro,
vas cautelosa hacia ti misma
Gamoneda: De Cecilia
***
Ánimo Cecilia; muy pronto va a ser tu cumpleaños. VÁS A CUMPLIR MUCHOS MÁS Y VAS A SER FELIZ. Seguro que pasarás este mal momento , y volveras a sorprender a tu gente, a tus amigos y visitarás eternamente sueños ajenos con gemidos de alegría.
Un abrazo. Saludos de uno de tus viejos visitantes

AnadelasTejasrojas dijo...

Suena como a amenaza,
amenaza contra uno mismo...
amenaza de lo que un día será...
de lo que no queremos que pase aún realmente...
Vivir por última vez' ... me recuerda un poco a la entrada de La leonera circense... (Sólo es un grito de pánico...un mecanismo para desvestirnos... para empezar otra vez la Vida..como tantas veces...como cada día cuando despertamos.Porque en realidad es lo que más deseamos).
RECUERDA... ( ESTO TAMBIÉN PASARÁ )

Luzamarga dijo...

Felicidades, preciosa niña.
Sigo contigo, siempre.

Te quiero.

Veinticinco años luz de besos.

L.B dijo...

He llegado a tu blog buscando información sobre una persona muy querida y... la verdad es que estoy entre sorprendida y asustada...

Sorprendida porque tus gustos me encantan.
Y asustada porque has subido poemas de mi persona querida (con el que estoy ahora mismo) y después de que él haya visto tus gustos y tus ojos, me da miedo que se vaya contigo...

Él te quería agradecer que hayas subido poemas suyos (en el otro blog) y yo, aunque -lo repito- estoy un poco asustada, quería darte la enhorabuena por el blog y decirte que, si no te importa, te enlazo al mío!

Un besito grande!

Cocò Masel dijo...

Gracias, muchas muchas gracias por estos regalos tan preciosos (y si sois de palabra hermosísima , cómo de maravillosos serán vuestros gestos). Gracias de verdad, recibí muy emocionada vuestras muestras de cariño.

___


A la muchacha bioluminiscente...No tienes que temer nada, sólo son dos ojos, pura apariencia y espejo de muchos días de tristeza (no, no todos, es cierto, pero...), ya nadie se enamora de ellos, te lo aseguro. No tienes nada que temer entonces, porque eres preciosa y sensible y él un hombre inteligente que seguramente sabe bien a quién conservar a su lado.

Os agradezco mucho a los dos vuestras tan altas consideraciones.
Creo que sé de quién se trata, asi que felicítalo de mi parte, no son muchos los poetas actuales que me hacen temblar.

Un abrazo.